jueves, 17 de diciembre de 2015

Portabebés pseudo-ergonómicos o engañosos


Ante la gran variedad de portabebés que hoy en día existen, ciertas marcas reconocidas de productos para el bebé han querido poner un pie en el mercado de lo ergonómico, mediante una suerte de pobre reinvención de algunos de sus portabebés. Escudadas detrás de menciones al Instituto de Displasia de Cadera (ya veremos por qué esto no es ni real ni suficiente) y/o recomendaciones por parte de profesionales de la salud (muy poco informados, por cierto), estas marcas se han lanzado a buscar captar a aquel consumidor no del todo convencido o informado acerca del porteo correctamente ergonómico, seguro y respetuoso.

En nuestro artículo sobre cómo distinguir un portabebé ergonómico de otro que no lo es (leélo acá), dimos algunas pautas de importancia para aprender la diferencia. Aquí vamos a ampliarlas y colocar ejemplos, para una mejor comprensión. 


Mochilas que parecen ergonómicas, pero no lo son


Veamos sus características:
  •  El puente o asiento suele ser más amplio que la típica “colgona”, pero no tanto como una verdadera ergonómica. Esto hace que, al crecer el niño/a, sus piernas vayan colgando cada vez más, perdiendo la postura adecuada.
  • El panel de la espalda sigue siendo semi-rígido y acolchado, proveen un pobre soporte a la cabeza del bebé, dificultan la basculación de la pelvis, no permitiendo la curvatura natural de la columna y, si el puente es lo suficientemente ancho, fuerzan la apertura de piernas en bebés pequeños.
  • Las telas sintéticas también suelen ser una característica típica, aunque no exclusiva.
  • Algunas de las posturas que proponen no son ergonómicas, como bebé mirando al frente, o bebés muy pequeños en portabebés no adecuado.

“Pero, dicen que están avaladas por el Instituto de Displasia de Cadera. ¿Esto no es suficiente para que sea buena?” No, no lo es. El organismo mencionado se refiere exclusivamente a la posición saludable para las caderas (muslos con suficiente apoyo, aunque no en posición de M como sería lo más ideal), dejando de lado la curvatura natural de la columna de los bebés mientras se va desarrollando su musculatura de sostén. Para que un portabebés sea verdaderamente ergonómico debe respetar TODA la fisiología y fisionomía en desarrollo de un bebé, y no sólo una parte.

En este interesante artículo de la experta Nohemí Hervada se exponen más datos sobre una controversial mochila de marca internacional: http://mimosytetablog.com/4-falsos-mitos-mochilas/.


Bandoleras que parecen ergonómicas, pero tampoco lo son 


También hay ciertos trucos para saber si la bandolera o sling, que vimos tan linda en el mercado online, es o no ergonómica.

Características usuales: 
  • Las anillas son plásticas, de madera o de metales no seguros para porteo.
  • El ajuste no es el correcto. Al tirar de la tela por las anillas, se ajusta mínimamente toda la bandolera a la vez y no parte por parte, con lo cual no permite un ajuste punto por punto. El bebé quedará bien sostenido en algún sector, pero suelto en otro.
  • Además, el ajuste también se ve dificultado por zonas acolchadas, en bordes u otras partes. Algunas tienen costuras, bolsillos, apliques o cierres en zonas intermedias de la misma, y esto también perjudica el buen ajuste de la tela, aun si no lleva acolchados.

Portabebés retirados del mercado en EEUU y  Canadá. 

Posiciones que presentan riesgo de asfixia en bebés. 

  • La mayor incomodidad pasa a sufrirla quien portea cuando el bebé ya se sienta. El pobre ajuste de la bandolera hace que el peso del niño/a no se integre al del porteador, haciendo que pierda su centro de gravedad e impidiendo que el portabebé sea verdaderamente “manos libres”.

No se dejen engañar. Estas grandes marcas tienen a su disposición toneladas de información fehaciente sobre porteo ergonómico, fisiología y desarrollo, y seguramente han sido contactadas más de una vez por asesoras o aficionados al porteo que buscaban hacerles llegar información. Pero su interés no está puesto en el respeto y cuidado del cuerpo de los bebés, sino en cubrir un pequeño bache en el mercado del porteo, seguramente ante una pérdida de ventas; en lograr sacarle el mayor margen posible en relación al costo de sus portabebés. Sus verdaderas intenciones se ponen en evidencia en el hecho de que algunas marcas, a pesar de haber lanzado portabebés avalados y recomendados como ergonómicos, no dejan de vender ni de promocionar sus otros productos no avalados, no recomendados y completamente no ergonómicos.

Para finalizar este tema, le dejamos enlace a un excelente y completísimo artículo sobre porteo ergonómico: http://www.pediatriaintegral.es/publicacion-2014-12/el-porteo-ergonomico/

¡Feliz y buen porteo!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario